0
87

BMW ha estado produciendo autos 100% eléctricos desde 2013, pero el esperado debut del sedan i4 marca el inicio de una nueva eléctrica, ya que se trata de un modelo que reúne todas las características típicas dinámicas de la marca alemana.

Viajamos a Munich, Alemania, para probar el BMW i4 M50 por calles y el legendario Autobahn, donde comprobamos que se trata de un vehículo que se puede disfrutar con todos los sentidos, gracias en parte a los BMW i4 Iconic Sounds desarrollados por Hans Zimmer, el legendario músico de Hollywood, que le ha dado una banda sonora que responde en sincronía con la aceleración, el frenado y las condiciones de la carretera, sobre todo cuando se usa el modo de manejo Sport Boost.

Como todos los autos eléctricos, el i4 M50 pone a disposición del conductor todo el poder eléctrico de los 536 caballos de fuerza y hasta 586 libras de torsión por pie lineal en cuanto se pisa el pedal del acelerador, gracias la 5ta. generación del sistema eDrive, para hacer el 0 a 60 millas por hora en 3.9 segundos .

La velocidad máxima – electrónicamente regulada -, es de 118 millas por hora, que alcanzamos sin ningún problema en los tramos sin límites de velocidad del Autobahn alrededor de Munich.

La energía es proporcionada por la 5ta. generación de la tecnología eDrive, que combina los motores eléctricos, la electrónica de potencia, el sistema de carga y la batería de alto voltaje.

El motor eléctrico, la electrónica de potencia y la transmisión comparten una carcasa compacta, mientras que la batería de alto voltaje mide solo 4,3 pulgadas de altura y está montada en el piso, lo que le da un centro de gravedad bajo para mejorar la agilidad del vehículo.

Gracias al diseño del módulo de la batería, el centro de gravedad del i4 es 1,3 pulgadas (BMW i4 M50) o 2,1 pulgadas (BMW i4 eDrive40), lo que es más bajo que en un sedán Serie 3.

Dejar respuesta